14 noviembre 2017

¿Existe relación entre el poder y el acoso sexual?


A raíz de las últimas noticias sobre de los casos de acoso sexual, los cimientos de Hollywood se han visto sacudidos estas semanas con múltiples evidencias que vinculan el poder y la influencia con el abuso. La meca del entretenimiento se debate en torno al papel del poder como predictor de estos degradantes hechos. 


Acoso Sexual: Cuestión de poder y no de sexo 

Los elementos clave son el poder, mal utilizado por los hombres depredadores, con impunidad, ya que aquellos que podrían detenerlos no lo hacen y el silencio, mientras los testigos miran hacia otro lado y las víctimas temen que al hablar dañarán sus carreras. Si las empresas se toman en serio la decisión de detener el acoso, deberán abordar las tres causas. 

Las víctimas, a menudo, sufren depresión, enfado y humillación. Las productoras donde ocurre el acoso eventualmente se ven también perjudicadas. Las compañías podrían incluso ser destruidas y desaparecer por el escándalo. Incluso si se dejan de lado todos los argumentos morales (que no se debe dejar de tratar con el acoso), generalmente conllevan una imagen perturbada para los negocios. Las empresas que lo toleran perderán y serán castigadas por los mercados. 

Investigaciones desde la Psicología 

Un reciente estudio publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology, arroja algunas conclusiones sobre esta oscura vinculación. Los resultados encontraron que hombres y mujeres interesados en el sexo casual, el poder que poseen les hace aumentar sus creencias de subordinación sexual a los demás. ¿Tal vez la agresión entre los poderosos surge de un ego amenazado?, este nuevo estudio revela que los efectos corruptores del poder operan de la misma manera para hombres y mujeres. La autoridad percibida recientemente aumenta las tendencias de acoso entre las personas que se habían sentido con poco poder durante un período largo anteriormente, ya sea masculino o femenino. 

Esta última investigación revela que, aunque los hombres, en general, tenían más probabilidades de informar tendencias de acoso en comparación con las mujeres, tanto hombres como mujeres también se ven influenciados por el poder de la misma manera. Es decir, los hombres que se sienten más impotentes durante un período prolongado pero luego experimentan un nuevo poder elevado son los más propensos a acosar sexualmente, en comparación con otros hombres. Del mismo modo, las mujeres que sienten poca influencia pero luego obtienen una nueva autoridad son las más propensas a acosar sexualmente, en comparación con otras mujeres. 

Los autores del estudio, Melissa Williams, Deborah Gruenfeld y Lucía Guillory sostienen que para quien el poder está compensando alguna deficiencia, van a abusar de la influencia para obtener una ventaja sexual. 

En este estudio, publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, se señala además que son los padres que se sienten impotentes en relación con un niño exigente los más probables que terminen abusando físicamente de sus hijos. 

Poder o inseguridad personal y despersonalización 

Tal vez son aquellos que sienten bajo poder, debido a la inseguridad personal, los que experimentan oportunidades para ejercer el poder real como posibilidades tan esperadas de controlar a los demás. Investigaciones previas ya han encontrado que aquellos en posiciones de poder (vs. no poseedores de poder) son más propensos a ver a las personas como objetos, más que como individuos. 

Este último estudio involucró una serie de experimentos que incluyen explorar las reacciones de los hombres heterosexuales ante mujeres atractivas, pero no disponibles. Cuando los hombres que habían sufrido sentimientos de bajo poder a más largo plazo fueron inducidos a sentirse repentinamente más poderosos, tendían a responder con un creciente sexismo hostil hacia una mujer objetivo que los rechazaba. 

Los aumentos agudos en una sensación de poder entre los hombres que ya confiaban en tener un poder realmente elevado, de hecho, conducen a un sexismo hostil disminuido hacia las mujeres. 

Otro estudio encontró que los hombres con menor poder social eran más hostiles a los hombres inmigrantes. 

Los psicólogos defienden que un sentido subjetivo del propio poder no necesariamente se corresponde con la realidad objetiva. Algunos mantienen posiciones de poder pero aún pueden sentirse inadecuados o inseguros, o tal vez los símbolos del poder no les dieron la verdadera autoridad que habían estado esperando. 

El estudio encontró que los aumentos agudos en el poder disminuyeron las tendencias sexualmente agresivas entre aquellos que habían experimentado un alto poder durante un período prolongado antes. 

Referencias 
  • Persaud, R. and Bruggen, P. What Is the Link Between Sex and Power in Sexual Harassment?. Psychology today. 
  • Williams MJ, Gruenfeld DH, Guillory LE .Sexual aggression when power is new: Effects of acute high power on chronically low-power individuals. J Pers Soc Psychol. 2017 Feb;112(2):201-223. 
  • The economist. The capitalist case against sexual harassment. How workplaces can rid themselves of pests and predators.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.