25 julio 2017

Analizando la película 'To The Bone' de Netflix


Cuando el servicio de streaming Netflix anunció el lanzamiento de To The Bone (hasta los huesos) hace algunas semanas, ocurrieron dos cosas: emoción y pánico. La película va más allá de ser puramente educativa, puede ser peligrosamente instructiva.

La película, que dramatizará la lucha y la recuperación de una chica que sufre anorexia de 20 años, ya desde la aparición del trailer ha suscitado críticas desde los sectores expertos en la temática. La actriz británica Lily Collins interpreta a Ellen, una chica profundamente enferma, y Keanu Reeves como su mentor y médico, el Dr. William Beckham.

The Guardian informa que la película se ha enfrentado a la oposición de algunos expertos en salud mental, incluso antes del estreno sobre la representación de su tema.


Dasha Nicholl, presidenta de la facultad de desórdenes alimenticios del Royal College of Psychiatrists, dijo que la película es "potencialmente peligrosa" y que los espectadores "vulnerables" deben "consumir con precaución". Nicholl también instó a Netflix a agregar una advertencia de riesgo y información a los padres de la película.

La psicóloga Carolyne Keenan, por su parte, comentó que "es muy posible que algunos espectadores puedan encontrar el film como angustioso y desencadenante, y tanto Netflix como los espectadores tendrán que asumir la responsabilidad de lo que hagan con eso". Tal vez podría ser útil poner un aviso, por ejemplo, indicando lo que los espectadores están a punto de ver para que puedan tomar una decisión informada sobre si verla o no.

A pesar de ello, el tema de los trastornos de la alimentación debe ser un tema que salga a la luz para sensibilizar sobre ello. El objetivo de la directora ha sido el de hacer el material útil e informativo con el fin de generar debate y discusión sobre el tema.

Un dato curioso es que tanto la directora como la actriz principal han luchado con la anorexia nerviosa. Netflix consultó a "Project HEAL", una pequeña organización benéfica estadounidense que tiene como objetivo "recaudar fondos para personas con trastornos alimentarios que no pueden pagar el tratamiento". Según el sitio web del Proyecto HEAL, sus tres miembros del personal no están calificados para dar orientación sobre asuntos psicológicos del trastorno alimentario, y sus dos fundadores, que han luchado con trastornos alimentarios en el pasado, no tienen formación clínica.

La directora y escritora de la película, Marti Noxon, ha respondido a las críticas diciendo que su objetivo no era el de generar un aura de glamour sobre los trastornos alimenticios, sino más bien, sacar a la luz este tema que a menudo está oculto entre secretos e ideas falsas. Collins ha admitido que ha tenido que perder peso para el papel, pero de la forma mas saludable posible, con la ayuda de un nutricionista.

De acuerdo con  la investigación de MindFrame, la presentación de trastornos alimentarios a modo de historia de entretenimiento, detallando comportamientos específicos, o el uso de imágenes de personas con pesos o formas extremos es contraproducente para frenar la epidemia. De hecho, la evidencia demuestra que hacer cualquiera de estas cosas está vinculado a una "mayor insatisfacción corporal y al trastorno alimenticio".

Si las tres principales preocupaciones de los adolescentes son el acoso, el suicidio y los trastornos de la alimentación, podemos preguntarnos si Netflix ha decidido capitalizar cada uno en 2017.

Si usted o un ser querido sufre o cree sufrir un trastorno de alimentación, puede pedir información y ayuda en la Federación Española de Asociaciones de Ayuda y Lucha contra la Anorexia y la Bulimia: FEACAB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.