13 junio 2017

¿Es lo mismo Sociópata que Psicópata?


Es posible que hayas escuchado a alguien llamar a otra persona “psicópata” o “sociópata”. Pero ¿qué es lo que  significan realmente estas palabras? 

Si buscamos en el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSMV) estas dos palabras no encontrarás ninguna definición. Esto es debido a que los Psiquiatras y Psicólogos no diagnosticamos de forma oficial a las personas como psicópatas o sociópatas, más bien se utiliza el término: trastorno de personalidad antisocial. 

La mayoría de los expertos creen que los psicópatas y sociópatas comparten un conjunto de rasgos bastante similares. Sobre todo en referencia al sentido del bien y del mal que suele ser bastante pobre. También parece que no puede entender o compartir sentimientos de otra personas, es decir, tendrían baja empatía. Sin embargo, también hay algunas diferencias. 

¿Tienen conciencia? 

Una diferencia clave entre un psicópata y un sociópata es si tiene conciencia, la voz interior que nos permite saber cuando estamos haciendo algo mal. 

Un psicópata no tiene conciencia, si te miente para robarte tu dinero, no sentirá escrúpulos morales, aunque puede parecerlo. Puede observar a los demás y, luego, actuar de la manera que lo hacen los demás, digno de un Oscar.

Un sociópata, por lo general, tiene conciencia, pero es débil. Puede saber que tomar tu dinero está mal, y podría sentir algo de culpa o remordimiento, pero esto no va a parar su comportamiento. 

Ambos carecen de empatía, es decir, la capacidad de ponerse en el lugar del otro y comprender cómo se sienten. Pero un psicópata tiene menos consideración por los demás. Una persona con este tipo de personalidad ve a los demás como objetos que puede utilizar para su propio beneficio. 

No siempre son violentos 

En las películas y programas de televisión, psicópatas y sociópatas suelen ser los villanos asesinos o torturadores de personas inocentes. En la vida real, algunas personas con trastorno antisocial de la personalidad pueden ser violentos, pero la mayoría no lo son. En su lugar utilizan la manipulación y el comportamiento imprudente para conseguir lo que quieren. 

En el peor de los caso pueden ser fríos y calculadores asesinos, aunque no es la norma. Otros, en cambio, son hábiles a la hora de escalar puestos de responsabilidad en grandes empresas corporativas, incluso si tienen que pisar a alguien para llegar hasta la cima. 

Si reconoces algunos de estos rasgos en algún miembro de la familia o compañero de trabajo, puede que estés tentado a pensar que estás viviendo o trabajando con un psicópata o sociópata. Pero sólo porque una persona sea mala o egoísta, no necesariamente significa que tenga un trastorno. 

'Insensible Psicópata, exaltado sociópata'

No es fácil de detectar a un psicópata. Pueden ser inteligentes, encantadores y buenos al imitar emociones. Pueden fingir estar interesados en ti, pero en realidad, es probable que no les importes. Son actores cualificados cuya única misión es la de manipular a la gente para su beneficio personal.

Los sociópatas son menos capaces de jugar al teatro, dejan claro que no están interesados ​​en nadie más que a sí mismos. A menudo culpan a los demás y tienen excusas para todos sus comportamientos, actúan sin pensar en cómo se verán afectados los demás. 

Los psicópatas son más “insensibles” y calculadores. Traman cuidadosamente sus movimientos, y pueden llegar a usar la agresión planificada hacia los demás para conseguir lo que quieren. Si lo que buscan es dinero o estatus en la oficina, por ejemplo, van a tramar un plan para quitar los obstáculos que se interponen en su camino, incluso si se trata de la reputación de otra persona. 

Diferencias cerebrales 

Investigaciones recientes sugieren que el cerebro de un psicópata no es como el de los demás. Puede tener diferencias físicas que hacen que sea difícil  para ellos identificar la angustia de otra persona. 

Las diferencias pueden incluso cambiar las funciones básicas del cuerpo. Por ejemplo, cuando la mayoría de la gente ve sangre o violencia en una película, su corazón late más rápido, su respiración se acelera, y sus palmas de las manos pueden comenzar a sudar. Un psicópata tiene la reacción opuesta. Se pone más tranquilo, y esta reacción le ayuda a no tener miedo y a que se involucren más en conductas de riesgo. No temen las consecuencias de sus acciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.