22 noviembre 2016

10 Mitos del Síndrome de la Tourette


El Síndrome de la Tourette (ST) es un trastorno neuropsiquiátrico caracterizado por movimientos repetitivos, estereotipados e involuntarios y por la emisión de sonidos vocales llamados tics. 

Los primeros síntomas suelen iniciarse entre los 3 y los 9 años. Y aunque puede ser una condición para toda la vida, suelen tener los síntomas más severos en la adolescencia, y van mejorando conforme avanza hacia la madurez.


Pero como la mayoría de las enfermedades, patologías, síndromes o cuadros psiquiátricos este síndrome está plagado de mitos. Veamos 10 de ellos.


➤ Mito 1: "A todas las personas con Síndrome de la Tourette se les escapan  palabras obscenas o comentarios socialmente inapropiados y despectivos".
Realidad: Aunque aparece por medios de comunicación como un síntoma común de este síndrome, en realidad la coprolalia (tendencia patológica a proferir obscenidades) sólo afecta al 10% de las personas que lo sufren.

➤ Mito 2: "Todo el que tiene tics también tiene Síndrome de la Tourette".
Realidad: Los tics pueden ser simples y temporales (que duran unas semanas o meses) o bien llegar a ser múltiples y complejos, en una o más partes del cuerpo o persistentes. Además la gravedad también varía en cada caso desde tics leves y poco frecuentes, a tics graves e incapacitantes. Para ser diagnosticado de ST es necesario que se presenten varios tics motores y al menos uno vocal de forma intermitente en al menos un año. En cambio, para diagnosticar tics motores o vocales, la persona debe presentar al menos uno de estos por un periodo de al menos 1 año, pero no ambos a la vez.

➤ Mito 3: "Los afectados pueden controlar sus movimientos y sonidos cuando quieren".
Realidad: Se cree que los tics asociados a este síndrome son el resultado de una estructura y función cerebral alteradas y, por tanto, involuntarios e incontrolables. Algunas personas afectadas son capaces de controlar los tics de forma temporal, pero es algo inusual y poco duradero. De hecho, con la terapia de conducta algunas personas pueden aprender a controlar estos síntomas, pero la causa de la conducta es neurológica y no de conducta.

➤ Mito 4: "Si no puedo ver los tics es que ya está mejor".
Realidad: Como ya se ha explicado en el mito anterior, algunas personas, especialmente los niños, pueden suprimir temporalmente los tics con o sin terapia de conducta con el fin de "encajar" o sentirse "normal". Y evidentemente esto no significa que esté mejor o "curado".

➤ Mito 5"El Síndrome de la Tourette está causado por estrés o una infancia infeliz".
Realidad: En algunos casos el estrés puede agravar los síntomas, pero no es la causa. Algunos estudios indican que podría tener un componente genético significativo, así como factores prenatales, perinatales, enfermedades autoinmunes y factores ambientales. Aún así la causa exacta sigue siendo descocida.

➤ Mito 6: "Los tics aparecen solo en la infancia".
Realidad: Aunque este síndrome y los tics son más frecuentes en niños, puede perpetuarse hasta la edad adulta. De hecho, muchos adultos viven durante toda su vida con tics persistentes que pueden variar de leves a severos. Sin embargo, para ser diagnosticado de ST los tics deben aparecer antes de los 18 años.

➤ Mito 7: "Las personas con Síndrome de la Tourette tienen un trastorno mental comórbido".
Realidad: A menudo el ST aparece junto con otras condiciones de índole psicológica como la ansiedad, el trastornos obsesivo compulsivo (TOC), el trastorno de hiperactividad con déficit de atención, etc.

Mito 8: "Los afectados no son tan inteligentes como el resto".
Realidad: Las personas que viven con este síndrome son tan inteligentes como el resto de personas no afectadas. Sin embargo, una parte de afectados con ST pueden presentar problema de aprendizaje u otras comorbilidades (TOC, TDAH o ansiedad).

➤ Mito 9"Las personas con Síndrome de la Tourette no pueden llevar una vida normal".
Realidad: Aunque el ST puede tener un impacto negativo en el estilo de vida de algunas personas, otras pueden llevar una vida plena y satisfactoria. Muchos afectados son estudiantes de alto rendimiento, y observan que sus tics tienden a disminuir cuando están profundamente concentrados en una tarea. Esto explica por qué muchos afectados se han convertido en músicos exitosos, cirujanos y atletas, entre otras muchas profesiones.

➤ Mito 10: "Es más común entre ciertos grupos étnicos".
Realidad: Afecta a todos los grupos étnicos o raciales por igual.


Fuente: Tourette.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.