24 mayo 2016

5 razones por las que las relaciones fracasan

ruptura psicología

Cada día se abren nuevos portales en internet para conseguir pareja, de hecho es una de las industrias que más rápido están creciendo. Pero también los programas televisivos para encontrar al amor de nuestra vida, por ejemplo "Casados a primera vista" o "First dates". Muchos de estos portales webs y programas televisivos incluyen alguna herramienta para predecir la compatibilidad entre ambos miembros de la posible pareja. Sin embargo, los criterios de compatibilidad no son tarea sencilla. De hecho, la forma de juzgar el éxito de una relación depende de varios factores psicológicos y culturales, por no hablar de la edad y el género. 

En la sociedad occidental, la mayoría de la gente de entre 25 y 40 años (que representan la mayoría de edades de los usuarios de estas webs) consideran que una relación ha tenido éxito cuando son felices, tienen una boda inolvidable y niños con buena salud. Sin embargo, la realidad es que los matrimonios están en su punto más bajo, el número de divorcios aumentan cada año y sólo una minoría puede esperar estar juntos por más de 15 años... por no hablar de "para siempre". De hecho en las dos temporadas de "casados a primera vista" han sido muy pocas las parejas que han continuado y al poco tiempo han acabado separados, por tanto ¿son estas herramientas eficaces o nos olvidamos algo?

A la hora de buscar la pareja ideal solemos priorizar ciertas características que dependen de nuestra personalidad, de nuestros valores, y de cómo interpretamos la vida. De esto se extrae que la cuestión no es cómo predecir la compatibilidad, sino el ver si las dos personas comparten puntos de vista compatibles en lo que a una relación exitosa se refiere. Está claro que si no están de acuerdo en lo que necesitan y quieren, entonces solo cabe esperar que la felicidad venga por accidente.

Aclarado este punto, imaginemos que las dos personas que se citan están "sincronizados" en lo que esperan obtener de la relación. Dicho de otra manera, tienen objetivos comunes, ¿cuales son las cinco razones por las que pueden fracasar? Según Chamorro-Premuzic hay cinco básica formas de ser incompatible, y la personalidad juega un papel importante en todos ellos.

1. Diferencias en ambición: Si uno de los miembros de la pareja es muy activo y enérgico, y el otro muy relajado esa relación no funcionará. De hecho podría pensar que su pareja es muy intensa mientras el otro pensaría que es muy lento, vago o aprovechado. Por tanto es importante que las metas personales, los objetivos y la motivación de logro estén equilibrados.

2. Aventurero vs. conservador: si uno de ellos tiene una "mente hambrienta", pero la otra tiene ningún interés en la cultura o el conocimiento, van a discutir. De hecho, las personas muy abiertas están constantemente probando cosas nuevas, que gustan de viajar a nuevos lugares, probar nuevos alimentos y hacer cosas inusuales. Por el contrario, las personas con bajo nivel de apertura son conservadores, con aversión al riesgo, y terminarán pareciendo aburrido para su pareja aventurera.

3. Diferencias en inteligencia emocional: si la diferencia es pequeña, será tolerada. Sin embargo cuando esta diferencia es bastante grande hará que uno de los miembros de la pareja (el menos estable emocionalmente) utilice al otro como psicólogo. De hecho, las personas estables son el blanco perfecto para las personas con rasgos neuróticos, porque tienen efectos tranquilizadores sobre ellos. 

4. Extrovertido vs. introvertido: la mayoría de las diferencias razonables en extraversión o introversión son toleradas ya aceptadas por el otro miembro. Sin embargo, si existen grandes diferencias encontraríamos que uno de los dos es más sociable que el otro, y en consecuencia estará mucho más interesado en conocer gente nueva, salir de fiesta, y publicar su vida privada en Facebook. Por el contrario, la otra persona va a querer una relación privada, tranquila y personal.

5. Diferencias en el nivel de altruismo o agradabilidad: si uno de ellos tiene una alta sensibilidad interpersonal, pero la otra tiene bajos niveles de empatía, van a terminar por comportarse de maneras muy diferentes, sobre todo, el miembro más sensible. Encontrará que su pareja tiene un comportamiento egoísta. Las parejas deben estar igualmente predispuestos a ayudar a los demás o  podrían experimentar una disonancia cognitiva.

Evidentemente esta lista no es exhausta, tengamos en cuenta que es muy importante el nivel de tolerancia de los miembros de la pareja. De hecho, no se puede predecir una compatibilidad tan solo por la personalidad dados los múltiples factores que influyen en la relación: familiares, amigos, situaciones,... Lo que si debe ser una norma a la hora de elegir pareja, es que se debe prestar atención a la personalidad (la tuya y la de su potencial pareja) antes de iniciar una relación duradera.


Fuente/ Adaptación de: Dr. Tomas Chamorro-Premuzic - Psychology Today.

1 comentario:

  1. Hola¡ Muy interesante y bien cuidado tu blog. ¿Pasaría lo mismo con parejas del mismo sexo?
    Saludos y seguimos en comunicación

    ResponderEliminar

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.