08 marzo 2016

10 minutos al día pueden cambiar tu vida


En un experimento los investigadores pidieron a los empleados de una clínica (enfermeros, auxiliares, médicos,...) que completaran una encuesta online al final de cada día de trabajo. Se les pidió dedicar entre cinco y diez minutos para escribir sobre los acontecimientos que habían ido "muy bien" ese día y para explicar por qué creían que habían ido tan bien. En ningún momento se les explicó la finalidad de este ejercicio. 

Las respuestas fueron variadas, desde salir a cenar con los compañeros porque era viernes a una historia de buena relación con un paciente o compañero de trabajo. Por ejemplo, una enfermera escribió que "un médico me hizo un cumplido". ¿Por qué? "Porque sabía exactamente qué hacer en una situación de emergencia, y ayudé a un paciente que estaba sufriendo un ataque".

En tan sólo tres semanas, los niveles y quejas mentales y físicas disminuyeron en cantidades pequeñas pero significativas. En los días en que se centraron en las cosas buenas, los participantes fueron más capaces de desprenderse del estrés en el trabajo al llegar a casa por la noche.

Este sencillo experimento demuestra que escribir tres cosas buenas que te ocurrieron a lo largo del día crea un cambio real en la forma en que pensamos día a día. Por otra parte, se crea un bucle de retroalimentación positiva. Las personas que reflexionan sobre las cosas buenas que ocurrieron al final del día son más propensos a compartir con sus seres queridos, lo que refuerza  las conexiones sociales, reduce el estrés a la vez que mejora el sueño. Un buen descanso produce que al día siguiente tengamos un alto nivel de alerta y mejora el estado de ánimo, incluso nos puede hacer más creativos.

En otro experimento, Thierry Blancpain y Pieter Pelgrims, decidieron establecer en febrero el proyecto Complaint Restraint February. Un mes de 28 días en el que uno no podía quejarse. Tras aclarar que quejarse no es malo de por sí, explica que la idea es dejar de hacerlo por las pequeñas cosas que en realidad no importan. Comenzaron en 2014 con algunos amigos, pero en 2015 lo hicieron a través de una web donde podían participar todo el que quisiera. Los resultados fueron muy satisfactorios para todos los participantes. Los que se animaban a hacer este experimento, realizaban toda clase de trucos para evitar lo negativo, por ejemplo le daban la vuelta a las quejas en sugerencias positivas. 

Los beneficios de esta actitud tienen dos caras. Por un lado, aumenta "la sensación de felicidad" y disminuye la de “estar quemado". Por otro, adquirimos "conocimientos sobre la forma en que nos comunicamos y cómo se comunica la gente de nuestro alrededor". Sin olvidar lo importante es el darse cuenta de que estamos quejándonos y redirigir esa energía en aspectos positivos. 

En general, existe cierta dificultad natural a centrarnos en los acontecimientos positivos. La evolución nos ha programado para observar los acontecimientos negativos y cualquier cosa que pueda ser percibido como una amenaza para nuestra supervivencia.

Sólo porque tendamos a rumiar en lo negativo, no quiere decir que no se pueda hacer nada. Prestando atención de forma intencional a las cosas buenas se puede superar esta tendencia al pensamiento negativo. La práctica de estas actividades te proporcionará la fuerza y ​​una actitud positiva. En lugar de rumiar sobre las cosas negativas, intenta "saborear", revivir, disfrutar, y compartir los acontecimientos positivos de tu día.


Fuente/ 
Bono J. E. and Glomb T. M.. (4 Semptiembre 2015). The Powerful Effect of Noticing Good Things at Work. Harvard Business Review [En linea]
Carabaña, C. (1 de Enero de 2016) Así te cambia la vida si pasas un mes entero sin quejarte. El pais [en línea

3 comentarios:

  1. Hola Rocío, acabo de descubrir tu blog y me parece muy interesante y divulgativo.En esta entrada haces un gran ejercicio de estímulo a pensar en positivo.Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, ¡bienvenido a mi espacio! Espero que sea de tu agrado, que disfrutes y que sobre todo aprendas mucho. Puedes seguir el blog en la barra lateral derecha (participar en este sitio), en G+, twitter, newsletter,... y así no perderte nada.

      ¡Gracias a ti! Saludos.

      Eliminar
  2. Sensacional estudio, Rocío Medina. Es increíble cómo nuestra conducta puede variar si se la estimula correctamente. Orientar hacia lo positivo nos conducirá a centrarnos en eso mismo, lo bueno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.