27 octubre 2015

9 Errores Tras La Ruptura Amorosa


Una ruptura amorosa constituye un episodio muy difícil en la vida de cualquier persona, después de todo poner fin a una relación que significó algo para nosotros probablemente nos dejará un vacío interno difícil de sobrellevar. Hayas sido tú o el otro el que tomó la decisión, ambas pasan por un proceso de duelo.

Cuando el amor termina entramos en un proceso de separación largo, triste y muchas veces muy duro. Si la relación ha sido larga, parece el fin del mundo y tenemos pensamientos del estilo: "nadie se fijará en mí", "me quedaré solo para siempre",... Pero son estos sentimientos de dolor, odio, rencor,... los causantes de un bloqueo mental que nos hace obviar que el mundo está lleno de personas maravillosos. Pero es en este bloqueo cuando cometemos ciertos errores que, si no tenemos en cuenta, nos pueden causar problemas.

Por eso que he recopilado esos “malos hábitos” que, a veces, hacemos de forma inconsciente.

1. Revolcarse en la tristeza

Hacerse la víctima tras una ruptura parece el deporte favorito de los que dejaron una relación. Hay personas que se encierran en su casa o en su trabajo, llegando a encontrarse en un estado de soledad que las hundirá más en la tristeza, lo que puede llegar a convertirse en depresión y, en algunos casos, las conduce a un callejón llamado suicidio. No se trata de que saltes de alegría, pero sí que salgas y hagas tu vida con normalidad, no te quedes en casa lamentándote eternamente.

2. Manipular al ex

El chantaje o la manipulación a la ex-pareja con cosas como embarazos (en el caso de las mujeres), "me mato si me dejas", enfermedades, etc., no sirve para nada si ya el amor no es recíproco. Es necesario comprender que el amor no se condiciona, no puedes tener a tu lado a una persona que ya no lo desea. Manipular solo te hará infeliz. Lo ideal es enfrentar la realidad.

3. Iniciar una nueva relación

Un clavo no saca a otro clavo, si bien sentirse querido por otra persona puede hacerte sentir feliz tienes que tener mucho cuidado. Iniciar una relación justo al terminar otra es como construir una casa con cimientos rotos: se debe dejar sanar la herida. Tómate tu tiempo para pensar en ti mismo, conocerte y así descubrir qué es lo que realmente quieres para tu vida. 

4. Buscar un remplazo ocasional

Un error muy grave es meter a tu cama a una y otra persona sólo por demostrar que puedes interesarle a muchos/as o por venganza. Este comportamiento puede traer grandes consecuencias como alguna enfermedad de transmisión sexual, o simplemente un vacío por sentirse un objeto. Estar con varias personas no quitará el duelo ni el momento por el que estás pasando.

5. Hablar constantemente de tu ex

Es lógico que después de la ruptura uno se quiera desahogar y contar lo que tiene dentro a un buen amigo. Pero insistir en el tema y seguir hablando del ex todo el tiempo, no sólo retrasa el proceso de olvidar, sino que seguro aburrirá a más de uno. Desecha todas aquellas cosas que te recuerden tu pasado en pareja, al menos hasta que puedas mirar tu relación de otra forma. Elimina a todas aquellas personas tóxicas de tu vida y busca nuevos horizontes. Aunque quizás te cueste entenderlo, el mundo no se acaba y la vida continúa.

6. Seguir siendo amigos

Está claro que después de terminar una relación será complicado ser amigos, que no imposible, pero si la ruptura no ha sido superada y estás pasando por instantes de dolor, seguir relacionándote con esa persona hará más difícil el duelo; tienes que vivir tu momento, separarte de todo aquello que te recuerde a esa persona y una vez que sientas que tu herida ha sanado, puedes buscar esa amistad, pero no hasta que te sientas completamente bien.

7. Ser su espía

Este es uno de los errores más frecuentes que se comete: convertirse en su detective. Ver con quién se relaciona para que te cuenten todo. Ver qué puso en Facebook, torturarte con sus fotos o ver cuál fue su último tuit. Una separación implica todo el sentido de la palabra, incluyendo todos los medios sociales. Esto, lo único que hará es que sufras más, si se terminó, se terminó y tienes que superarlo.

8. Alcohol, drogas o medicamentos para olvidar

Beber descontroladamente o hacer uso de medicamentos y drogas para olvidar lo que te está sucediendo es la peor manera de solucionarlo. Puede que solamente mientras las tomas entras en una efusividad y lo olvides, pero cuando pase, volverás a tu realidad, no solucionas nada, al contrario, puedes empeorar las cosas o, lo que es peor, arruinar tu vida.

9. No te rindas y asume que tendrás recaídas

De seguro habrá momentos en que recordarás a tu ex pareja y te sentirás fatal. No pierdas tu tiempo pensando “si yo hubiera hecho esto… él o ella seguiría conmigo”, asume que cometiste errores y aprende de ellos para no volver a repetirlos. No te atormentes con situaciones que no ocurrieron y procura no obsesionarte o idealizar. Se realista, tu ex no será la única persona que podrá entenderte o escucharte como él o ella lo hacía.


Recuerda la importancia de enfrentar las cosas, si no lo haces no estarás preparado para recibir a una nueva persona en tu vida. Es necesario cerrar ciclos permitiéndonos sanar nuestra alma. Vive tu duelo como un momento de crecimiento personal, demuestra tu madurez enfrentado las cosas, la vida no es un cuento de hadas con final feliz, siempre habrá situaciones difíciles y está en ti salir fortalecido de ellas.

De ti depende hundirte en el dolor y la soledad o enfrentar la realidad y ver que después de la tormenta viene la calma y si una puerta se cierra es porque otra mejor se abrirá.

Si te ha gustado puedes dejar tu comentario y compartir en las redes sociales. 


Imágenes/ Obtenidas de Google

1 comentario:

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.