08 septiembre 2015

¿Vale la pena arriesgarse?

Si eres de los que les da miedo arriesgar porque no sabes que pasará, tienes miedo a fracasar o que algo salga mal, sin duda, esta es tu paradoja: El gato de Schrödinger.

Acerca de su gato, señor Schrödinger,
- tengo buenas y malas noticias...

El experimento del gato de Schrödinger o paradoja de Schrödinger es un experimento imaginario concebido en 1935 por el físico austríaco Erwin Schrödinger para exponer una de las consecuencias menos intuitivas de la mecánica cuántica.


Erwin Schrödinger plantea un sistema que se encuentra formado por una caja cerrada y opaca que contiene un gato en su interior, una botella de gas venenoso y un dispositivo, el cual contiene una partícula radiactiva con una probabilidad del 50% de desintegrarse en un tiempo dado, de manera que si la partícula se desintegra, el veneno se libera y el gato muere. Al terminar el tiempo establecido, hay una probabilidad del 50% de que el dispositivo se haya activado y el gato esté muerto, y la misma probabilidad de que el dispositivo no se haya activado y el gato esté vivo.

¿Cómo crees que estará el gato? 
¿Vivo o muerto?




Según los principios de la mecánica cuántica, la descripción correcta del sistema en ese momento será el resultado de la superposición de los estados «vivo» y «muerto», es decir, el gato esta vivo y muerto a la vez. Pero cuando abramos la caja y queramos comprobar si el gato sigue vivo o no, perturbaremos este estado y veremos si el gato está vivo, o muerto.

Ahí radica la paradoja. Mientras que en la descripción clásica del sistema el gato estará vivo o muerto antes de que abramos la caja y comprobemos su estado, en la mecánica cuántica el sistema se encuentra en una superposición de los estados posibles hasta que interviene el observador. 

El paso de una superposición de estados a un estado definido se produce como consecuencia del proceso de medida, y no puede predecirse el estado final del sistema: solo la probabilidad de obtener cada resultado. La naturaleza del proceso sigue siendo una incógnita, que ha dado lugar a distintas interpretaciones de carácter especulativo.

Cuando tengas dudas sobre si algo pasará o no, si tendrás éxito o no, recuerda que debes abrir la caja para descubrirlo.


1 comentario:

  1. Me ha encantado tu artículo. Una forma muy inteligente de decir que no sabemos nunca antes lo que va a pasar y que nosotros mismos influismos en el desarrollo de las cosas. Gracias.

    ResponderEliminar

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.