22 septiembre 2015

9 señales de personas perfeccionistas

La búsqueda de la excelencia es buena, 
pero exigir perfección puede ser contraproducente.

Muchos atletas de élite, empresarios, innovadores e investigadores tienen algunas tendencias perfeccionistas, lo que no les detiene a la hora de buscar la excelencia. Sin embargo, mientras que algunos psicólogos describen a los alumnos de alto rendimiento como "perfeccionistas adaptados", otros investigadores declaran que no son verdaderos perfeccionistas.

Los verdaderos perfeccionistas (también llamados perfeccionistas desadaptados) luchan para tener éxito. Su necesidad de perfección dificulta su rendimiento y les impide sentirse "lo suficientemente buenos".

Estos son nueve señales de que la búsqueda de la excelencia ha cruzado a una necesidad enfermiza de la perfección:

1. Ver los errores como un fracaso.
En lugar de ver los errores como una oportunidad para aprender y crecer, las personas perfeccionistas ver los errores son la prueba de que no son lo suficientemente buenos. Responden a errores con una autocrítica dura y los pequeños percances, a menudo, hacen que se sientan derrotados.

2. No poder celebrar el éxito.
Los perfeccionistas no se sienten cómodos con las victorias. En lugar de reconocer su talento, para ellos el éxito es cuestión de suerte. En otras ocasiones, continúan criticándose, diciéndose cosas como: "debería haber alcanzado esta meta más rápido", o "si fuera inteligente no hubiera tenido que trabajar tan duro".

3. La autoestima depende de los logros.
Los perfeccionistas no se sienten bien con lo que son. Su autoestima se basa únicamente en lo que hacen y lo mucho que logran. Pero como no se sienten lo suficientemente buenos, casi siempre carecen de confianza en sí mismo.

4. Exigen perfección en los demás.
Los verdaderos perfeccionistas no sólo esperan la perfección de sí mismos, sino que también lo esperan de los que les rodean, actuando en niveles poco realistas. Sus irreales estándares tan altos y la excesiva retroalimentación crítica causan estragos en sus relaciones.

5. Comorbilidad con otros trastornos.
El perfeccionismo está asociada con una variedad de problemas de salud mental, que van desde el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), pasando por trastornos de la alimentación (TCA) y depresión . Algunos estudios indican que el perfeccionismo puede ser un factor de riesgo para el suicidio.

6. Evitan hacer cosas porque puede fallar.
Los perfeccionistas no están interesados ​​en el crecimiento personal. Están más interesados ​​en mostrar sus habilidades actuales, en lugar de aprender otras nuevas. Tienden a elegir actividades menos exigentes en las que son más propensos a tener éxito, en lugar de explorar nuevas oportunidades donde pueden luchar.

7. No están satisfechos con su vida.
El intenso miedo al fracaso y la ansiedad sobre el futuro impide a los perfeccionistas sentirse realmente satisfechos con su vida. Investigaciones muestran que los perfeccionistas, a menudo, lo hacen bien en ambientes poco exigentes, pero ante molestias cotidianas y eventos estresantes de la vida puede provocar que no sientan satisfacción con la vida.

8. Tardan mucho tiempo en terminar las tareas.
Mientras que las personas impulsadas son muy trabajadores, completan tareas de manera eficiente, los verdaderos perfeccionistas luchan para al final no hacer nada. Por ejemplo pueden estar reescribiendo un correo electrónico una docena de veces para asegurarse de que es perfecto y puede olvidar de la fecha límite, por lo que sus esfuerzos por ser perfecto merma su productividad.

9. Invierten mucha energía en enmascarar sus imperfecciones.
Los verdaderos perfeccionistas invierten una gran cantidad de energía en enmascarar sus defectos. Les preocupa ser juzgados duramente por los demás, y en un esfuerzo por escapar de dicha sentencia,  trabajan duro para mantener la apariencia de perfección.


Esfuérzate en progresar, 
no por llegar a la perfección.



Imagenes obtenidas de google.

4 comentarios:

  1. Hola Rocío! Acabo de descubrir tu blog y me encanta!! Me acabo de quedar fascinada!! Ya te sigo en google +!
    Yo también soy psicóloga y tengo un blog sobre psicogerontología, por si te interesa: sumandocanas.blogspot.com
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias. Me ha pasado por tu blog es muy profesional. Un saludo!

      Eliminar

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.