02 julio 2014

La independencia en la pareja


¿Alguna vez has visto parejas que parecen tan enredados entre sí que no se puede saber cuando empieza una persona y acaba la otra? ¿o parejas que parecen estar tan distantes que sorprende que estén juntas?

Todos nos relacionamos con los demás de diferentes maneras. Algunas personas son muy independientes en las relaciones, otros son dependientes, y hay un número de personas que son co-dependientes (dejan de lado su propio bienestar, para mantener una relación con otra persona).

La forma más sana con la que podemos interactuar con las personas que nos rodean es por ser verdaderamente interdependiente. De este modo dos personas (ambos individuos fuertes) están involucrados unos con otros pero sin renunciar a sí mismos y sin poner en peligro sus valores. Lo que tienen es una relación equilibrada, pero por desgracia, esta situación no es tan común. Sin embargo es alcanzable con sólo un poco de conciencia y comprensión. 

En primer lugar se necesita determinar donde estás ahora. Si hay demasiada necesidad (que puede ser un desvío) o si sientes que tu pareja es demasiado independiente y no quiere estar contigo. El equilibrio de cómo te relacionas es muy importante, sin esto os sentiréis que no estáis en sincronía, y por tanto una mala conexión armoniosa. 

Cuando alguien está muy necesitado por la pareja, puede empujar la relación hacia una dinámica de tipo padre-hijo. El miembro de la pareja necesitado parece que no puede hacer nada sin la presencia o aprobación de su pareja, y cuando la persona de la que dependen no está disponible, pueden crear un montón de resentimiento. Esto causa un problema en la relación y alguien tiene que iniciar los cambios necesarios antes de que se haya producido demasiado daño. 

Ahora bien, si tu pareja es demasiado independiente también traerá consigo dificultades. Hay que entender que cuando se está en una relación es para ser una pareja y si uno u otro no hace su parte durante días y días, tu pareja se preguntará por qué él o ella está en la relación. 

Es necesario dar a los demás tiempo y energía equilibrada. El establecimiento de un hábito de la interdependencia es una gran manera de asegurarse de que la relación va a tener lo que se necesita para crecer y florecer. Para crear este nuevo hábito que tienes que tomar un buen vistazo hacia donde va la relación, la forma en que ambos participen en mantenerlo dentro o fuera del juego.Una vez que se ha establecido dónde te encuentras, hay que empezar a mirar cómo llegaste aquí.Conseguir claridad antes de embarcarse en un viaje de cambio es imprescindible. 

Cada relación es diferente, y hay un sinnúmero de cosas que las parejas pueden hacer para mejorar las cosas si ambos quieren.

Por ejemplo, si sientes que tu pareja no está disponible, tener una discusión sobre los sentimientos que te producen, así como ofrecer algunas alternativas puede ser muy útil. Evita así que tu pareja se ponga a la defensiva, si haces tu pareja se sienta mal es mucho más difícil llegar a una resolución.

Si el problema es que tu pareja no te permite tener tiempo a solas, es necesario sacar el tema de la misma manera y hablar suavemente. Al pedir tiempo personal se debe evitar que el otro se sienta menos. El hecho de que él o ella está demasiado apegado, no significa que con un poco de conversación se encontrará la solución. Después de todo lo que se está pidiendo es un tiempo personal, que todos necesitamos.

Lo que las parejas deben aprender a hacer es hablar de lo que sienten y hacen los ajustes necesarios para que ambos puedan sentirse mejor. La mejor motivación para esto es darse cuenta de que cuando la otra mitad se siente bien en la relación, tu también lo haces. Ten en cuenta que los cambios que estás contemplando no sólo son para la otra persona o para la relación; sino que también estás haciendo por ti mismo. Esto no es ser egoísta, es ser apropiado. 

Se puede vivir en relaciones desequilibradas para toda la vida. Lo que no se ve es que al hacer algunos simples cambios sobre la forma en que te relacionas con tu pareja, puede cambiar toda tu vida para mejor.


Vivir en una relación de interdependencia que da a la vez el respeto y el cuidado ¡qué buena manera de ir por la vida!.


Imagen/ jacilluch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.