14 mayo 2014

Parasomninas: problemas durante el sueño

Las parasomnias son un grupo de problemas caracterizados por manifestaciones fisiológicas (físicas) y conductuales anormales que ocurren en el sueño, fases o estadios específicos de éste o momentos de transición sueño-vigilia. Se trata de fenómenos de naturaleza episódica que pueden ocurrir a lo largo de todo el ciclo vital, aunque el tipo y presentación difieren con la edad. Son significativamente más comunes en la infancia que en los adultos y, generalmente, desaparecen con el tiempo, aunque existen importantes excepciones

Imagen: alyssaistheshiz en PhotoBucket

Tradicionalmente, la mayoría de las parasomnias han sido consideradas como alteraciones benignas, aunque esta opinión se ha ido matizando en los últimos años. De hecho, en las personas con parasomnias existe no sólo una elevada comorbilidad con otros trastornos del sueño, sino que incluso algunos trabajos recientes han puesto de manifiesto la existencia de una mayor vulnerabilidad al padecimiento futuro de otras alteraciones psicopatológicas.

Siguiendo la Clasificación Internacional de los trastornos de sueño, se diferencian las siguientes parasomnias:

Trastornos del despertar:

  • Despertar confusional (“borrachera del despertar):” aparición de un cuadro confusional al despertarse del sueño. Los individuos se despiertan desorientados en tiempo y en espacio, con bradipsiquia (enlentecimiento del pensamiento) y con una marcada disminución de la atención y de la respuesta a los estímulos; pueden durar desde algunos minutos, lo más frecuente, hasta varias horas.
  • Sonambulismo desarrollan actividades motoras automáticas que pueden ser sencillas o complejas. Un individuo sonámbulo puede salir de la cama, caminar, orinar o incluso salir de su casa, mientras permanecen inconscientes y sin probabilidad de comunicación. Es difícil despertarlos aunque, en contra de lo que se cree comúnmente, no resulta peligroso. Los sonámbulos tienen los ojos abiertos, pero no ven como cuando están despiertos y suelen creer que están en otras habitaciones de la casa o en sitios completamente diferentes. Los sonámbulos tienden a volver a la cama por iniciativa propia y a la mañana siguiente no recuerdan haberse levantado por la noche.
  • Terrores nocturnos aparición súbita y durante las fases de sueño profundo, en la primera mitad de la noche, de episodios de llanto o grito inesperados, con una expresión facial de miedo o terror intensos, y que se acompañan de una importante descarga autonómica, con taquicardia, taquipnea, diaforesis, etc. 


Trastornos de la transición sueño-vigilia:

  • Trastornos de los movimientos rítmicos: son movimientos rítmicos, estereotipados, como de balanceo de la cabeza o de todo el cuerpo, que a veces se asocian a sonidos guturales, y que suelen emplearse realizarse durante la conciliación del sueño o durante el mismo. Suelen iniciarse a los 9 meses de edad, y que prácticamente desaparecen para los 5 años, por lo que no requieren tratamiento.
  • Trastornos del hablar nocturno.
  • Calambres nocturnos en las piernas: consisten en la contracción involuntaria, súbita, intensa y dolorosa de un músculo o grupos musculares de las extremidades inferiores –habitualmente de la pierna o del pie–, durante el sueño.


Parasomnias asociadas habitualmente con el sueño REM:

  • Pesadillasson ensoñaciones recurrentes muy vívidas y elaboradas, de contenido desagradable y generalmente terrorífico que ocurren durante el sueño REM. Producen una sensación de miedo intenso en el individuo y una respuesta de despertar completo.
  • Parálisis del sueño: incapacidad para hablar y realizar cualquier movimiento voluntario con la cabeza, el tronco o las extremidades, debido a una pérdida completa del tono muscular. Pueden durar unos segundos o incluso minutos. Durante los mismos, especialmente si son los primeros episodios, el sujeto puede experimentar intensa sensación de ansiedad, y puede también tener alucinaciones. >_Más información_<
  • Erecciones relacionadas con trastornos del sueño
  • Erecciones dolorosas relacionadas con el sueño
  • Arritmias cardíacas relacionadas con el sueño REM
  • Trastornos de la conducta del sueño REM: aparición de conductas anómalas durante el sueño REM. En lugar de presentar una pérdida completa del tono muscular propia de la fase REM del sueño, los sujetos con este trastorno suelen realizar movimientos, habitualmente violentos como puñetazos o patadas, que se corresponden con la actividad motora propia de la ensoñación en curso

Otras parasomnias:

  • Bruxismo nocturnohábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin propósitos funcionales.
  • Enuresis nocturnapersistencia de micciones incontroladas más allá de la edad en la que se alcanza el control vesical (4-6 años como edad extrema).
  • Distonía paroxística nocturnaes un trastorno motor que aparece de manera súbita, repetida y frecuente; su expresión es compleja.


Las más comunes son: sonambulismo, terror nocturno, bruxismo y enuresis nocturna.


Bibliografía
The International Classification of Sleep Disorders. Revised. Diagnostic and coding manual. 2nd. Rochester, Minnesota: American Sleep Disorders Association; 1997.   

- GALLEGO PEREZ-LARRAYA, J.; TOLEDO, J.B.; URRESTARAZU, E.  y  IRIARTE, J.. Clasificación de los trastornos del sueño. Anales Sis San Navarra. 2007, vol.30, suppl.1, pp. 19-36 . 

- SIMON, M. A.. Fenómenos anómalos episódicos usualmente asociados con el sueño REM. Archivos de Psiquiatría. 2011;74:1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.