08 agosto 2013

Síndrome de Peter Pan

En el año 1983 el psicólogo norteamericano Dan Kiley publicó el libro El síndrome de Peter Pan. Referido a las personas adultas que se niegan a asumir responsabilidades y se comportan como si fueran niños o adolescentes, no está hechos para la vida adulta.“Un conjunto de rasgos que tiene aquella persona que no sabe o no puede renunciar a ser hijo para empezar a ser padre”.
 La incidencia es mayor en hombres y en cualquier edad. El síndrome actualmente no se considera una psicopatología, la Organización Mundial de la Salud no lo ha reconocido como un desorden psicológico.

El Peter Pan se describe como:

  • Irresponsable
  • Egocentrismo
  • Demandante de atención y cuidados 
  • No cumple promesas
  • No toleran las críticas
  • Incapaz de mantener un trabajo estable ni una pareja.


Las consecuencias de padecer este síndrome son una baja autoestima, pues quieren conseguir las cosas sin hacer nada. Su vida es superficial y su circulo social reducido. Las relaciones de pareja se hacen difíciles,  ya que la persona es emocionalmente un niño y se comporta como tal. Cambian constantemente de pareja y las buscan más jóvenes.

Éste síndrome tiene otro complementario, el Síndrome de Wendy, que son personas que de forma obsesiva cuidan a los demás. La investigadora Humbelina Robles, profesora del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada y experta en trastornos emocionales, establece que Wendy "toma todas las decisiones y asume las responsabilidades de su pareja, justificando su informalidad ante los demás. También incluso, en el núcleo familiar, podemos encontrar personas Wendy: en las madres que son muy sobreprotectoras con los hijos". Si la pareja o madre tiene este síndrome será muy complicado que perciban el problema y le pongan solución.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.