24 agosto 2013

Las 17 reglas del éxito


1. Hay que considerar lo bueno que uno tiene. Una vez que te das cuenta de lo valioso que eres y de cuantas cosas positivas tienes a tu favor, las sonrisas volverán, saldrá el sol, sonará la música y podrás finalmente avanzar hacia la vida que se quiere, con fuerza, valor y confianza. No se puede comenzar a dar un cambio total a menos que uno aprecie las cosas buenas que ya posee. 


2. Hoy, y todos los días, uno debe dar más de lo que le pagan por hacer. Hay que hacerse tan valioso en el trabajo que te vuelvas indispensable, descubrirás, para tu sorpresa, que a todo su alrededor hay nuevas oportunidades, y más adelante podrás asignar tu propio precio.

3. Cada vez que cometas un error o la vida te haya abatido, no hay que quedarse demasiado tiempo pensando en ello. Los errores son la forma en que la vida te enseña. La capacidad de cometer errores ocasionalmente es inseparable de la capacidad de lograr las propias metas. Nadie lo hace todo bien, y los fallos que se tienen, cuando ocurren, son simplemente parte del propio crecimiento. Hay que sacudirse los errores. Nunca hay que rendirse. Ya llegará nuestro turno. Recuerda que el fracaso nos proporciona más sabiduría que el éxito.

4. Debe premiarte siempre las largas horas de trabajo de la mejor manera, rodeado de tu familia. Hay que recordar que los hijos necesitan modelos, no críticas, y el propio progreso se intensificará cuando uno se esfuerce constantemente por presentar el mejor aspecto de uno mismo a los hijos, e incluso si uno ha fallado en todo lo demás a los ojos del mundo, si se tiene una familia que lo ame, uno es un triunfador.

5. Hay que levantar cada día sobre una base de pensamientos agradablesDesde el principio de los tiempos, los hombres sabios nos han estado diciendo que todo lo que logramos, o no logramos, es consecuencia directa de lo que esperamos de nuestras capacidades, nuestro valor y nuestro potencial.
- James Allen: "Los pensamientos dan buenos frutos y los malos pensamientos dan malos frutos". 
- Marco Aurelio: "Nuestra vida es lo que de ella hacen nuestros pensamientos. Buena o mala. Desdichada o feliz. Triunfante o desesperada".  
- Buda: ‘Todo lo que conocemos es consecuencia de lo que hemos pensado. La mente es todo. Nos convertiremos en lo que pensamos".
No importa como quieras llamarlo, los pensamientos positivos son productivos, los pensamientos negativos estorban y destruyen. Cuando uno menosprecia su capacidad, sus antecedentes o sus conocimientos, al poco tiempo el mundo estará de acuerdo con esa evaluación y enfrentará un triste futuro que no te mereces. ¡Basta! Ya no más actitudes negativas en la manera de pensar o de actuar. 

6. Siempre hay que dejar que nuestras acciones hablen solas, aunque siempre hay que estar en guardia contra las terribles trampas del falso orgullo y la vanidad que pueden detener nuestro avance. 

7. Cada día es regalo, y si bien es posible que la vida no siempre sea justa, no debes dejar nunca que las penas, las dificultades y las desventajas del momento envenenen la actitud y los planes que tienes para ti y tu futuro. No se puede ganar si se lleva puesta la horrible capa de la autocompasión, con toda seguridad ahuyentará cualquier oportunidad de éxito. La vida no es justa y probablemente nunca será así. 

 8. Nunca debes llenar tus días ni tus noches con tantas nimiedades y cosas insignificantes como para no tener tiempo de aceptar un verdadero reto cuando éste se presente. No estamos aquí para desperdiciar las preciosas horas. Hay que darse tiempo y espacio para crecer. Ahora, ¡Ahora mismo! ¡No mañana!

9. Hay que vivir este día como si fuera el último de tu vida. Hay que recordar que la expresión "mañana" sólo la encontrarás en el calendario de los tontos. Hay que olvidar las derrotas del ayer y no tomar en cuenta los problemas del mañana. Las palabras más tristes que puedes pronunciar son: “Si pudiera volver a vivir mi vida...”. Hay que tomar la batuta ahora. ¡Y dirigir con ella! ¡Este es tu día! La mayoría de los fracasados actúan siempre como si les quedaran mil años de vida, porque no tienen la menor confianza de poder manejar los retos de la  actualidad

10. A partir de hoy, debes tratar a todas las personas que encuentres, sean amigas o enemigas, conocidas o extrañas, como si fueran a morirse a medianoche. Hay que brindar a cada persona toda la atención, amabilidad comprensión y afecto que puedas mostrar, y hay que hacerlo sin pensar en ninguna recompensa. Tu vida nunca volverá a ser igual.

11. Hay que reírse de uno mismo y de la vida. No con el ánimo de burlarse ni de autocompasión, sino como un remedio, como un medicamento milagroso, que mitigará el dolor, curará la depresión y ayudará a poner en perspectiva la derrota aparentemente terrible del momento. Los días más desolados son aquellos en que no se ha oído el sonido de la risa. Una buena sonrisa es un rayo de sol en cualquier hogar, así es que no hay que dejar pasar un día sin exteriorizar nuestro lado feliz, aunque estés luchando con el caos.

12. Nunca deben descuidarse los detalles, ni escatimarse ese esfuerzo adicional, esos cuantos minutos de más, esa palabra suave de alabanza o agradecimiento, esa entrega de lo mejor que uno puede hacer. No importa lo que los demás piensen, pero sí es de primordial importancia lo que uno piensa de sí mismo. Eres alguien especial, debes actuar como tal.

13. Hay que recibir cada mañana con una sonrisa. Uno debe considerar el nuevo día como otro regalo especial, otra oportunidad dorada para completar lo que no pudo concluir ayer. Hay que motivarse uno mismo. El día de hoy nunca volverá a ocurrir. No hay que desperdiciarlo con un inicio falso o completamente nulo. Debe ser automotivador. 

14. Lograrás un gran sueño cada día, así es que hay que fijar metas para cada día. No fijes  proyectos largos y difíciles, sino tareas que te llevarán, paso a paso, hacia tu arcoiris. Debes anotarlas, pero hay que limitar la lista de manera que no se tengan que arrastrar las cuestiones inconclusas de hoy para mañana. Hay que recordar que no se puede construir una pirámide en veinticuatro horas. Hay que ser paciente.

15. No permitir nunca que nadie te eche a perder tu día y de esa manera arroje una sombra de tristeza y derrota para todo el día. Hay que recordar que no se requiere nada de talento, ni abnegación, ni inteligencia, ni carácter, para estar en el equipo de los que encuentran fallos. Nada externo puede tener poder sobre ti, a menos que se lo permitas. El tiempo es demasiado precioso para sacrificarlo en días desperdiciados combatiendo las fuerzas rastreras del odio, los celos y la envidia.

16. Hay que buscar la lección en todas las adversidades. Cuando dominas ese principio, posees un valioso escudo que te protegerá bien a través de todos los oscuros valles por donde tengas que pasar. Es posible ver las estrellas desde el fondo de un pozo profundo, mientras que no pueden distinguirse desde la cima de una montaña. 

17. Darte cuenta que la verdadera felicidad radica dentro de ti. No hay que desperdiciar tiempo ni esfuerzo en buscar la paz, la alegría y el gozo en el mundo externo. Hay que tener presente que no hay felicidad en tener u obtener, sino únicamente en dar. Hay que dar. Compartir. Sonreír. La felicidad es un perfume que no se puede escanciar en los demás sin que unas cuantas gotas caigan en ti.

  

**Adaptación de: Las 17 reglas del éxito. Og. Mandino


11 comentarios:

  1. cuanta verdad dices en tu articulo que has publicado gracias me as hecho ver las cosa de otro modo del que yo pensaba y crei que era pero estado confundido estos 25 años.gracias y siga asi con esta labor que esta haciendo uste al echarle tiempo en publicar estos articulo para las persona que lo necesitamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti y al resto de seguidores, este blog es posible. Me alegra que participeis, para la mejor a contínua del blog. Ya sabe que puede contactar conmigo mediante el formulario de contacto (se encuentra a la derecha del blog), puedo escribir sobre lo que le interese. De nuevo gracias, un saludo.

      Eliminar
  2. podria decirme como tengo que actuar y tratar a una niña que a sido abusada y como ayudarla a supera lo que le a sucedid.gracias

    ResponderEliminar
  3. podria decirme como tengo que actuar y tratar a una niña que a sido abusada y como ayudarla a supera lo que le a sucedido.gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mejor ayuda que puede recibir la niña es por parte de un profesional especializado en estos casos. Tenga en cuenta que existe la posibilidad de que se produzcan consecuencias a largo plazo si no se interviene. Existen terapias individuales y en grupo. Aquí le dejo una lista de direcciones de asociaciones que pueden asesorar y tratar a la familia y a la niña http://www.jmontane.es/donde_acudir.htm

      Presuponiendo que no es usted un profesional de la Psicología, sino más bien un familiar o persona cercana a la victima, lo primero que hay que hacer es darle su apoyo, nunca dé muestras de desaprobación o incredulidad. No critique ni descalifique a la niña. Recuerde no convertir el tema en tabú, el afrontamiento mediante la negación de los hechos no le hará ningún bien a la víctima.

      Espero haberle despejado alguna de sus dudas. Un saludo.

      Eliminar
  4. mi hija esta en tratamiento psicolgico y esta reciviendo ayuda de un psicologo pero el psicologo nos dice que la niña esta mejorando y que poco a poco esta superando este suceso pero mi hija sigue con pesadillas y teniendo la mirada fija y por eso le pido su ayuda para ayudar a mi hija a supera esto que le han hecho.gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teniendo en cuenta que desconozco la terapia que lleva a cabo su psicólogo, debe saber que toda terapia es un proceso largo. Sin embargo, si no está contento con la labor de su terapeuta tiene derecho a cambiar de psicólogo. Lamentablemente no se las circunstancias en las que se encuentra por lo que mi opinión es un poco vaga. Puede ponerse en contacto conmigo mediante correo electrónico, si así lo desea, e intentare ayudarle en lo que pueda, y darle más información sobre sitios donde puedan ayudar a su hija de la mejor manera posible. Mi correo es psicologiamiprofesion@hotmail.com Un saludo.

      Eliminar
  5. Magnífico articulo sobre autoayuda y superación personal. El tiempo apremia y sin lugar a dudas somos agentes de nuestro propio destino. Estas claves que enumeras son el puntal sobre el que se sostiene el éxito que nunca es fácil y ese esfuerzo demandará lo mejor de nosotros mismos.Mi enhorabuena Rocio por esta fundamentada sucesión de consejos. Muchas gracias, Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángel, me agrada mucho tu reflexión. Un saludo

      Eliminar
  6. Gracias por el aporte. Me gustaría añadir la cita de C.C Cortéz "Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso". Le agradezco el tema. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paula, gracias por tu comentario. ¡Estupenda cita!

      Eliminar

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.