13 agosto 2013

Cómo dar las malas noticias (I)

Hay muchas personas aquejadas de que le han dado malas noticias y les ha afectado el cómo se las han trasmitido. No cabe duda que cada vez más los profesionales se forman en esta área para hacer el menor daño posible a la persona receptora de tales noticias. Los profesionales de la salud y el cuerpo de seguridad y fuerzas del estado, entre otros, han de estar preparados en esta área que no es nada fácil dadas las connotaciones emocionales subyacentes.


A la hora de dar malas noticias hay que tener en cuenta que:

  • Es recomendable dar la noticia en persona, expresándose con claridad, seriedad, respeto y decisión. Utilizando palabras que acompañen emocionalmente  a la persona que recibe la noticia. Se debe evitar la indiferencia.
  • Las personas necesitan algún tiempo para asimilar y procesar  las información que le estamos dando.
  • La información debe darse de lo más simple a lo más complejo, dándoles tiempo a que lo asimilen.
  • La primera reacción suele ser de negación, tienden a no creer lo que les estamos contando.

Pasos a seguir para dar malas noticias:

  1. Iniciar la comunicación con una expresión que "preparar el terreno" (lo siento, pero tengo que darle una mala noticia). 
  2. Expresar la información empezando por lo más distante (ha habido un accidente).
  3. Intercalar de forma simultanea y progresiva la información emocional con la objetiva (que ha sido muy grave, su familiar ha resultado con heridas).
  4. Acompañar afectivamente al receptor de la noticia (y desgraciadamente, las heridas eran tan graves que ha fallecido).
  5. Con serenidad y firmeza, ayudar a superar el impacto, preocuparse por él (creo que lo mejor será que llame a alguien que le acompañe).
  6. Intentar controlar la conducta posterior de la persona para que no sea deficiente debido a la situación, por ejemplo evitar que conduzca bajo esa presión emocional, que cierre bien la puerta,…

1 comentario:

Por favor, antes de comentar lea las normas de uso. Gracias.